El Rey del Carnaval

  • Post escrito por Jodina Pastó Ardite, alumna de máster de la Universidad de Granada.

Llega el Carnaval y llega el festival. Llega esa fiesta en la que se trastorna el orden establecido, en la que se sacude la realidad para mutarse en alegría, color, diversión y música por doquier. Llega la agitación y la celebración.

En Carnaval se nos invita a transformarnos, mutarnos y cambiar de personalidad, aunque algunos se deben pensar que esta fiesta tiene 365 días ya que son expertos en disfrazar sus actitudes sexistas y camuflar sus conductas machistas. Aunque el machito se vista de seda…machito se queda y no nos vayamos a pensar que por mucho que los hombres se disfracen de mujer nos van a entender más. Es más, ¿acaso disfrazarse es sinónimo de empatizar con el sujeto disfrazado? Pues resulta que no, que además de no interiorizar esta nueva identidad es todo lo contrario. Sus disfraces de mujeres recaen en la imagen sexista, de chicas con poca ropa, llevando tangas y si cabe, pechos postizos, al aire libre, claro. Pero tacones, ah no, tacones no… qué sufrimiento ¿verdad? Nos vamos a reír de ellas pero no vamos a llegar al extremo de poner nuestra noche en riesgo, tan femeninas, no serán esta noche. Pero este hecho de transformación del hombre “hecho” mujer no es más que un juego que les da morbo, total es una exhibición de la ridiculización…

Además, percibiendo el ancho abanico de posibilidades de transformación de esta peculiar legión veremos que el machismo puede esconderse bajo una máscara de caballerosidad o puede camuflarse bajo el maquillaje de los piropos  pero al fin y al cabo si están bien graduadas nuestras gafas feministas veremos que el disfraz sexista no es más que la caricatura de una estructura machista.

Y aunque esto no vaya de rimas lo que queremos decir es que en esta fiesta no te deprimas. Hay disfraces que aunque lo pretendan no harán gracia pero con humor hay un límite que se llama tolerancia.

Quizás el machismo, experto en el arte del camuflaje y del disimulo es el rey del carnaval, por eso te decimos amiga, que este Carnaval hay que llevar la lupa feminista, aunque no te transformes en inspector Gadget sabrás ver el disfraz oportunista.

Así como anunció ONU Mujeres Brasil en la campaña del año anterior contra la violencia de género en los carnavales: “Pierde la vergüenza pero no pierdas el respeto”. Y ahí es donde queremos llegar, el respeto perdido, el respeto escondido. En esta fiesta de descontrol y frenesí podremos sacar a la luz la realidad oculta  y ver de qué se disfraza el machismo. El feminismo nos da herramientas para ver, observar, discrepar y denunciar.  

En Carnaval, no todo vale por este motivo deseamos unas fiestas SIN Sexismo, SIN Acoso, SIN Violencia. Queremos una fiesta que se disfrute desde el respeto y la igualdad.

 

Hay que tener sentido del HUMOR pero también sentido del RESPETO

 

Así que, que no te den la murga y si te la dan que sea una de Cádiz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s